943 327 239 - Móvil - 648128445 - Paseo Zarategi 100 - 20015 Donostia fqeuskadi@gmail.com

 La Pediatría de Vigo quiere ser referencia de la Fibrosis Quística.

El servicio potencia las subespecialidades y reduce la lista de espera

El sistema sanitario define un montón de especialidades y superespecialidades para tratar a los adultos, pero para los niños hay pediatras y punto. En los servicios de pediatría hospitalaria han ido naciendo subespecialidades, con médicos que se van formando más en determinadas áreas o que se ocupan de ellas habitualmente.

El servicio de Pediatría del Complejo Hospitalario Universitario de Vigo (Chuvi) está inmerso en un proceso para potenciar al máximo esas subespecialidades. Son neonatología, neumología, neurología, oncología, reumatología, nefrología, gastroenterología y trastornos nutricionales, endocrinología, cardiología y alergología.

También hay una sección de cirugía y está la psiquiatría, que depende del servicio de salud mental. Esa potenciación pasa por estar representados en los foros profesionales, grupos de trabajo y sociedades científicas. Además, según el jefe de servicio, José Ramón Fernández Lorenzo

Se ha establecido la norma de que en cada especialidad haya al menos dos pediatras formados, para que siempre exista como mínimo una persona para atender enfermos. Dentro de ese proceso de especialización de los profesionales, el jefe de servicio quiere potenciar la atención a la fibrosis quística.

Se trata de una dolencia crónica que provoca problemas respiratorios por la acumulación de mocos en los pulmones.

Puede provocar problemas de crecimiento. Su origen es genético.

En el servicio de Pediatría del Chuvi, dentro del grupo de neumología, hay un médico que se ha formado en fibrosis quística, con estancias en otros hospitales. Por eso, el jefe del equipo médico cree que se puede crear la unidad de referencia. El volumen de actividad del servicio es grande.

El área infantil de Vigo es la mayor de Galicia, con más de 70.000 niños como población de referencia. El año pasado, en pediatría pasaron 21.381 consultas, 1.600 más que el año anterior. Además, registran 3.284 ingresos hospitalarios, cada uno de los cuales permanece una media de 5,37 días.

La potenciación de las subespecialidades ha tenido una consecuencia palpable en la disminución de la lista de espera, como se puede ver en la tabla. El tiempo de demora de las consultas es bajo en prácticamente todas las subespecialidades. Solo el caso de la neurología da problemas, ya que las primeras consultas se retrasan 67 días. Claro que hace cuatro años para cada consulta había que esperar un año. Lorenzo explica que «pasamos de cuatro a once horas de consulta cada semana y logramos dos puestos más». De ahí que haya bajado y que deba seguir. En global, según los últimos datos del Sergas, las consultas pediátricas se retrasan 50 días. «Deberíamos viajar hacia los treinta días, yo creo que es posible», asegura el médico. El año pasado se registraron 43.681 urgencias, lo cual quiere decir que uno de cada dos niños va a urgencias del Xeral al menos una vez al año. Claro que solo el 4,6 % acaban ingresados.

FUENTE: La Voz de Galicia

 

FQ EUSKADI