TF - 943 327 239 648128445

fqeuskadi@gmail.com

Reducir la dosis de Kaftrio disminuye los efectos secundarios

Como muchos sabréis, el Kaftrio es un medicamento muy fuerte que puede tener efectos secundarios. Por eso, el estudio “Ajuste de la dosis de Elexacaftor/Tezacaftor/Ivacaftor en respuesta a los efectos secundarios de salud mental en adultos con fibrosis quística” confirma que reducir la dosis y brindar apoyo psicológico puede disminuir o resolver los efectos secundarios de la salud mental. 

Los efectos secundarios mentales más comunes son; la depresión, la ansiedad y la confusión mental. Asimismo, uno de los investigadores afirma que “fue tranquilizador que los ajustes de dosis, junto con el apoyo psicológico y el tratamiento psicoactivo, según corresponda, condujeran a una mejora”.

 

Desde que este medicamento esta en el mercado, se sabe que los beneficios para la salud han sido muy notorios, y los cintificos de este estudio con origen en el Reino Unido confiesan que  “se debe hacer todo lo posible para continuar el tratamiento mientras se resuelven o minimizan los efectos secundarios”.

Los mismos investigaron estudiaron si reducir la dosis, en lugar de suspender el tratamiento, podría resolver o minimizar los efectos secundarios mientras se mantienen los beneficios terapéuticos. 

El estudio “Ajuste de la dosis de Elexacaftor/Tezacaftor/Ivacaftor en respuesta a los efectos secundarios de salud mental en adultos con fibrosis quística”:

Los participantes del estudio eran pacientes inscritos en la Unidad de FQ para adultos de Leeds. Todos los casos de problemas de salud mental fueron evaluados minuciosamente por médicos y psicólogos de la FQ como parte de una reunión multidisciplinaria.

Se estudió el cloruro en el sudor para que sirviera de guia en cuanto a las reducciones de dosis. Se realizó una medición repetida del cloruro en el sudor antes de la dosis matutina del Kaftrio  y de dos a cuatro semanas después del ajuste de la dosis. 

Los participantes contaron con apoyo psicológico y, en el caso de necesitar, fueron tratados con antidepresivos. 

De 266 pacientes que comenzaron el tratamiento Kaftrio entre octubre de 2019 y octubre de 2020, 19 informaron ansiedad, mal humor, insomnio y niebla mental con atención y capacidad de concentración reducidas, lo que afecta sus actividades diarias y su calidad de vida. De estos 19 individuos, 12 tenían antecedentes de ansiedad y/o bajo estado de ánimo y recibían asesoramiento psicológico regular. Un total de 13 participantes (10 mujeres) con una mediana de edad de 35 años acordaron reducir la dosis de Kaftrio. 

Todos los pacientes fueron derivados para apoyo psicológico, a seis se les prescribieron antidepresivos. La mayoría de estos pacientes (83,4%) recibieron terapia dual con Symdeko (tezacaftor e ivacaftor) antes de comenzar Kaftrio y tenían una mutación F508del en ambas copias del gen CFTR.

Después de reducir la dosis del medicamento:

Los síntomas de salud mental se resolvieron o aliviaron en 10 participantes. En los tres pacientes restantes, se resolvieron después de suspender el tratamiento o volver a usar Kalydeco (ivacaftor) como terapia única. Dado que la mayoría de los pacientes con síntomas de salud mental usaban Symdeko antes de comenzar Kaftrio.

En conclusión, reducir a la mitad la dosis matutina de Kaftrio disminuye los síntomas en la mayoría de los pacientes. En cuanto al cloruro en el sudor, el ajuste de la dosis condujo a niveles normales en seis participantes ya niveles limítrofes en siete pacientes. En tres casos fue necesario un ajuste adicional de la dosis debido a una prueba de sudoración alta y/o síntomas respiratorios. Los investigadores identificaron algunas limitaciones del estudio, incluida la falta de una evaluación inicial y de seguimiento formal de la salud mental y los síntomas respiratorios mediante cuestionarios validados. 

Los investigadores afirman que “en una minoría de sujetos, el tratamiento puede provocar efectos secundarios significativos con deterioro de la salud mental, que pueden mejorarse mediante el ajuste de la dosis sin un deterioro clínico significativo”. 

Pero esto no es todo porque aún falta mucho por investigar. Hace falta más estudios que evalúen el impacto de los moduladores en la salud mental mediante cuestionarios validados.

Compartir noticia

Te puede interesar…

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

  Acepto la política de privacidad

Información sobre protección de datos

  • Responsable: Asociación de enfermos de Fibrosis quística del País Vasco
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: fqeuskadi@gmail.com.
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad.